Cuidado de las joyas

Todos los modelos de nuestra colección inicial han sido bañados con 3 micras de oro de 24 Kilates.

Para poder conservar su color el mayor tiempo posible y evitar un deterioro prematuro, es importante tener un cuidado especial de las joyas.

Os aconsejamos:

– Guardarlas en un lugar seco y no hacerlo en el cuarto de baño ni en zonas húmedas para evitar que la humedad pueda dañarlas.

– Evitar el contacto directo con agua y productos como el jabón, perfume, lacas o productos químicos o abrasivos.

– No utilizarlas en la ducha, piscina, saunas, etc, ni practicando alguna actividad física.

– Evitar el impacto con superficies duras.

– Limpiarlas suavemente con un paño después de cada uso.

 

Algunos factores como los niveles de transpiración cutánea o incluso el ph natural de cada persona, pueden modificar el color de las joyas por lo que es imposible garantizaros la inalterabilidad total del chapado.

 

Share via:

Abrir chat